ASESOR PARA GESTIONAR LA INNOVACIÓN EN LAS EMPRESAS

Raúl Zarrabal García / Asesor de Empresas

ASESOR PARA GESTIONAR LA INNOVACIÓN EN LAS EMPRESAS - RAUL ZARRABAL GARCÍAVeracruz, Ver; 12 de abril del 2017.- Dada la evolución en el ámbito de la empresa, ésta precisa de nuevos roles de dirección que ayuden a simplificar los complejos procesos de la organización. Es aquí donde el Consultor comienza a ser imprescindible ya que representa un criterio de calidad para la misma en tiempos de alto nivel de competitividad, resulta imprescindible para las necesidades de la empresa, como es el desarrollo del personal y profesional de los miembros que lo componen.

¿Qué es una innovación empresarial?

La innovación empresarial es una mejora en el modelo de negocio que tiene una empresa, es realizar grandes cambios organizacionales, productivos o tecnológicos en la propuesta que hace un negocio al mercado con el único fin de ser más eficiente y conseguir una mejor posición en el mercado o incluso crear un mercado totalmente nuevo donde no existan competidores.  Algunas de las virtudes principales que tienen las empresas que realizan innovaciones empresariales son:

  • Ellas se adaptan fácilmente a los cambios en el mercado.
  • Son empresas ágiles internamente para desarrollar nuevos productos y servicios.
  • Tienen una visión de largo plazo destinada a cambiar el Statu Quo de una industria.
  • Crean ventajas competitivas que son absolutamente arrolladoras.

Analizar el modelo de mi negocio, implica pensar cómo la empresa aporta valor a los clientes y cómo éstos pagan por ese producto o servicio que reciben.

La innovación es la clave del crecimiento, así como para conseguir y mantener una clara ventaja competitiva y también para desarrollar valor para el accionista a largo plazo.

  • La innovación, en un sentido amplio que trasciende lo meramente tecnológico, constituye el catalizador necesario para el éxito todos los negocios.

El éxito depende de una serie de factores, entre los que se incluyen la apertura de la compañía con respecto a la adopción de nuevas ideas, su capacidad para gestionar proyectos de innovación desde su inicio hasta la introducción en el mercado, de su política, producto o servicio.

  • Desarrollar una potente capacidad de innovación no es tarea fácil.

¿Qué hacer? ¿Cómo puede ser más eficiente a través de los procesos y no perder fuerza innovadora? Una de la respuesta está en trabajar la cultura empresarial y organizacional.

No es fácil, pero si se trabaja una cultura empresarial real hacia valores como la transparencia, la confianza, la gestión del fracaso, la auto-organización, la creatividad y la iniciativa personal, estaremos construyendo los cimientos de una empresa realmente innovadora. Si somos capaces de construir una cultura empresarial que la dominen todos en la compañía, las propias personas serán capaces de decidir cuándo saltarse un procedimiento en favor de la innovación.

¿Por qué son necesarios los consultores para fomentar la innovación?

Los expertos coinciden en que la célula empresarial, necesita incrementar su competitividad, productividad e iniciar un intenso proceso de internacionalización que diversifique su mercado. Afrontar estos retos significa efectuar cambios en sus modelos y procesos de negocio, en su forma de operar, en su modo de visualizar estrategias; significa apostar por la innovación y el talento de directivos y demás personal.

  • Es importante trabajar con un asesor de empresas que genere ideas innovadoras

Para lograr esta renovación, la empresa necesita proyectar el cambio siguiendo un método que le asegure el éxito, ideas frescas para hacer las cosas de una forma diferente, nuevos conocimientos para adaptar su negocio a la nueva realidad del mercado, imparcialidad en el análisis de su situación de partida y reflexionar sobre su enfoque de negocio.

  • Existen dos fines principales que tiene una innovación empresarial.

El primero es aumentarla eficacia competitiva que tiene una empresa, esto mediante la realización de cambios sustanciales en los procesos internos de la empresa para que la organización sea mucho más competitiva por sobre el resto de los miembros de una industria.

El segundo fin se centra en aumentar el valor que perciben los clientes con los productos y servicios que ofrece un negocio, esto mediante una reconversión del modelo de negocio de la empresa, donde la investigación y desarrollo es fundamental para encontrar oportunidades a explotar en un cierto mercado.

No es fácil, pero si se trabaja una cultura empresarial hacia valores como la confianza, la gestión del fracaso, la auto-organización, la creatividad y la iniciativa personal, estaremos construyendo los cimientos de una empresa realmente innovadora. Si somos capaces de construir una cultura empresarial que sume la actitud de todos en la compañía, las propias personas serán capaces de decidir cuándo adecuar un procedimiento en favor de la innovación.

 

zarrabalraul@hotmail.com / Teléfono: 01 (229) 922-2926

Raul Zarrabal García / Asesor de Empresas / www.metasyobjetivos.com.mx 

Ingeniero Civil / Egresado del Ipade / www.ipade.mx
ipade

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *